Drone: Diversión Responsable

AUG 8, 2018

BY: GABRIEL ITZCOVICHS

Un Drone puede parecer como un juguete para niños, pero cuando se lo toma profesionalmente hay que equilibrar la diversión con la responsabilidad. En primera instancia es importante saber que existen (a grandes rasgos) dos tipos de drone: aquellos para consumidores y aquellos para profesionales. La diferencia varía en los sensores, estabilidad, sistemas de transmisión y capabilidades de vuelo. Por ejemplo, nuestro drone tiene dos GPS sincronizados, y 4 cámaras 3D en la parte inferior y delantera únicamente para posicionamiento. Cuando se recopila toda esta información y se la procesa con un procesador de 24 núcleos en tiempo real, el drone sabe exactamente la posición en el plante que está, y por eso puede mantenerse absolutamente quieto y con movimientos ultra precisos para lograr tomas muy suaves.

 

Puede parecer muy divertido saber que hay un robot autónomo volando a 400 metros encima de tu cabeza, pero por mas que lo sea es muy importante tomar las siguientes precauciones antes de volar:

 

1) Siempre volar en espacios abiertos, sin riesgos de colisión de cualquiera de sus rotores. El drone nunca se va a caer por si solo, salvo que algun obstaculo prohiba que alguno de los rotores gire correctamente.

2) Aterrizar cuando quede un 30% de batería por medidas de seguridad.

3) Configurar correctamente la vuelta a casa, para que si el controlador y el drone pierden comunicación, el drone pueda volver seguro al lugar de despegue.

4) No volar encima de lugares con mucha gente.

5) Realizar un mantenimiento periódico de la aeronave.

"Intenta siempre mantener el mismo número de despegues que de aterrizajes."

Ignacio Lázaro

Posteos recientes

Fotografía & Seriedad

AUG 14, 2018

Filmación & Pasión

AUG 10, 2018

Drone: Diversión Responsable

AUG 8, 2018

Etiquetas

Drone profesional  diversión responsable

All content © Captura Social, 2018. All rights reserved.

Web design: